Nuestra opinión sobre Bicibox en EL PAÍS
enero 18, 2017
Priorización semafórica al TUC en la Plaza de la Paz.
enero 23, 2018
Show all

Modelización Peatonal de la Zona Centro de Madrid

En los últimos años se han vivido casos de evacuaciones peatonales en entornos urbanos, normalmente debidos a causas externas como el terrorismo o catástrofes naturales. Mientras escribo esto recuerdo los casos del atentado de las Ramblas en Barcelona o de las procesiones de la Semana Santa en Sevilla en abril de 2017, en la que un simple petardo provocó peligrosas estampidas.

Ésto es un reto al que se enfrentan actualmente los grandes núcleos urbanos, un reto actual, del que, lamentablemente, no se está llevando a cabo una planificación que maximice la seguridad y disminuya la probabilidad de accidentes. ¿Por qué no se realizan ensayos de evacuación en zonas urbanas? ¿Por qué no se planifica este escenario? ¿Por qué para diseñar una estación ferroviaria, por ejemplo, es necesario un análisis de evacuación y no lo es para una zona urbana?

Desde Colin Buchanan Consultores, siguiendo la idea de que una planificación desde el punto de vista peatonal de las zonas urbanas es necesaria, hemos desarrollado un modelo de microsimulación peatonal para analizar la evacuación de grandes masas peatonales de la Plaza Mayor y de la Puerta del Sol de Madrid.

El modelo se ha llevado a cabo simulando un día en el que haya una fuerte presencia de personas en la zona, para poder simular una situación crítica. Se ha representado un día típico de navidad en el que en la Plaza Mayor hay un mercado navideño y en la Puerta del Sol hay una gran afluencia de personas.

Para ello se ha empleado el software de modelización peatonal ‘Legion Spaceworks’, que mediante algoritmos que ponderan el esfuerzo de desplazamiento de las personas en base a la distancia recorrida, velocidad de elección y sacrificio de espacio personal simula el movimiento de peatones, siempre teniendo en cuenta como las personas interactúan entre sí y con los obstáculos físicos presentes en su entorno.

Para realizar el modelo se ha acotado una zona de actuación, quedando ésta definida por las calles adyacentes a sendas plazas, y es la que se muestra a continuación:

El escenario de evacuación consta de las siguientes zonas:

  • Plaza Mayor, en la que hay instalados los típicos puestos del mercado navideño y una concentración de 4328 personas. La densidad de personas en esta zona es de 0.5 personas por metro cuadrado.
  • Puerta del Sol, con una presencia de 5000 personas.
  • Resto de las calles del entorno de las plazas, con una cantidad de 7000 personas.

Del modelo se han extraído mapas cromáticos que muestran el tiempo de evacuación, el espacio utilizado para evacuar la zona modelizada y la densidad experimentada por las personas, siempre en el caso en que las personas caminan por las aceras.

A continuación se muestra el video de evacuación de la zona modelizada:

Como se aprecia, el modelo pretende representar la realidad, por lo que no se realiza una evacuación perfecta, en la que las personas evacúan por la salida más cercana, sino que se han representado situaciones de caos en las que no se identifican perfectamente estas rutas mínimas. Las personas tienden a seguir a la multitud, y ello queda representado en el modelo.

A continuación se muestran los planos de tiempo de evacuación de ambas plazas:

 

Los tiempos de evacuación de las plazas no son elevados ya que la mayoría de las calles que llegan a ellas son peatonales, pudiendo evacuar un gran número de gente en un tiempo reducido. El tiempo de evacuación de la Plaza Mayor es menor al de la Puerta del Sol (aunque parecido) ya que hay un mayor número de salidas y éstas cuentan con una capacidad mayor.

Los espacios en rosa representan zonas que tardan más de 6 minutos en ser evacuadas, en la zona se advierten varios cuellos de botella que pueden suponer un peligro tanto en cuanto a demoras excesivas para evacuar como en cuanto a densidades excesivas y posibles avalanchas. Estos cuellos de botella se encuentran en el cruce de la Calle Mayor con la Cava de San Miguel (noroeste de la Plaza Mayor), así como en el principio de la Calle Atocha (sureste de la Plaza Mayor). Ambas son zonas en las que el ancho de las aceras presumiblemente no puede acoger los flujos provenientes de los espacios peatonales.

Lo siguiente que se procede a analizar son los mapas de densidades, mostrando los niveles de servicio máximos según FRUIN experimentados por las personas en los espacios modelizados:

Niveles de servicio E y F (en el mapa representados por los colores naranja y rojo) son niveles en los que el tránsito es complicado y que pueden generar casos de peligro. Cuando esto sucede, se consideraría que las secciones peatonales no tienen la capacidad necesaria para acoger a la masa peatonal. Como se aprecia, la mayoría de las zonas utilizadas para evacuar experimentan nieveles de servicio no aceptables, sobre todo aquellas en las inmediaciones de las plazas, en las que no se ha producido una dispersión peatonal que reduzca la densidad experimentada.

A continuación se muestran los planos en detalle para localizar estas zonas:

En la Plaza Mayor, exceptuando en la Plaza, donde se entiende que haya densidades altas, se aprecia como en la mayoría de los accesos se experimentan niveles de servicio inaceptables. Además, en aquellos que al finalizar existe una reducción del ancho de la acera porque se finaliza la zona peatonal, se forman cuellos de botella. Son los casos de la calle Toledo, la Calle Alcalá, la Calle Cava de San Miguel y la Calle Botoneras.

En estos puntos, la gente no va a esperar en la acera a que pueda avanzar, si no que invadirá la calzada para ganar un espacio personal del que carece, generando un conflicto entre los vehículos motorizados y los peatones, poniendo en riesgo su propia seguridad.

En la Puerta del Sol hay menos situaciones conflictivas, tan solo en el paso de peatones en la Calle Mayor, donde seguramente las personas ocuparán un ancho de la calzada mayor al destinado al paso peatonal. Las calles del Carmen, Preciados y Arenal también sufren niveles de servicio altos.

En los siguientes vídeos se puede ver como varía la densidad experimentada por las personas a lo largo del tiempo en base a los niveles de servicio de Fruin.

Como puede apreciarse, se experimenta una mayor densidad y, por lo tanto, unos niveles de servicio más altos, en las inmediaciones de la Plaza Mayor que en las zonas adyacentes de la Puerta del Sol, además, estas altas densidades se expanden más en el tiempo, es decir, son más duraderas.

Para concluir, y bajo mi opinión validada con los outputs anteriormente descritos, de los datos anteriormente ofrecidos queda claro que el espacio reservado para los peatones es muy bueno en las zonas peatonales en las que se ubican la Plaza Mayor y la Puerta del Sol, pudiendo evacuar ambas zonas en tiempos reducidos, de aproximadamente 4 minutos.

Sin embargo, el espacio útil para los peatones es bastante escaso en las zonas en las que hay calzada reservada para el uso de vehículos motorizados, como son la Calle Mayor, la Calle Toledo, la Calle Alcalá, la Calle Atocha, etcétera.

En estas calles, la mayor parte del espacio urbano está reservado para los vehículos, generando una escasez de espacio, correspondiente a una aceras demasiado estrechas que de ninguna manera pueden dar capacidad evacuatoria a las masas peatonales presentes en ambas plazas, pudiendo esto generar tres graves problemas:

  • Cuellos de botella en los que se produzcan retenciones peatonales
  • Densidades peatonales excesivas, de niveles de servicio según Fruin E o F, totalmente inadmisibles.
  • Invasión peatonal de la calzada, generando un conflicto peatón – vehículo que puede tener graves consecuencias.

 

Pablo Martínez Peñalver.